lunes, 30 de diciembre de 2013

LA HISTORIA DE FRANCISCO Y TORNADO


                A Francisco y a su perro Tornado
        
        Nunca había pensado verse en la situación que se encontraba. Sentado en una silla junto a la ventana de su cocina, con su perro Tornado asomando la cabeza por ella y dándole con su cola cariñosos golpezitos en sus piernas. ¡Cuánto le debía a Tornado!

         Su vida había consistido en luchar y trabajar en pro de un futuro mejor para que su esposa y sus cinco hijos tuviesen un futuro mejor. Su niñez y su juventud estaban surtidas de un amplio sinfín de adversidades y penurias que le habían enseñado que sin esfuerzo no se podían conseguir las cosas. Y por eso su lema de vida, algo que se repetía continuamente a sí mismo, era "lucha, esfuérzate, mira alrededor las oportunidades que se abren ante tí, no tengas miedo a trabajar duramente con conseguir lo que ansías y, siempre trabaja con ilusión y alegría".

      Esta forma de plantearse la vida le había hecho pasar de trabajar llevando las maletas de los viajeros de la estación del tren por la voluntad (que a veces ni le daban), a trabajar de jornalero en las duras labores del campo, que combinaba los domingos ejerciendo de aprendiz de limpiabotas en la calle Real. Cuando podía se acercaba a la fábrica de las gaseosas en donde le daban una pequeña remuneración salarial por lavar las botellas de cristal: en el verano el trabajo se hacía bien, pero en el crudo invierno el agua estaba gélida y las manos se le congelaban, llagaban y se le llenaban de sabañones. Descargó muchos sacos de piedra de los camiones que la traían para la construcción de casas y carreteras, pero le pagaban muy poco y el jefe, un pillo de la vida, siempre le quedaba a deber dinero, a pesar de ver sus espaldas sangrando por las heridas que le hacían los pedruscos al rozarse contra su piel.

      Después de estos y otros trabajos sentía que debía buscar una estabilidad económica que le permitiera sacar adelante a una familia. Ya había conocido a la que sería su mujer, fuerte y trabajadora: lavaba en el río la ropa de los ricos de la ciudad y luego se la llevaba perfectamente planchada a su casa. Sacaba pocas monedas, ya que nadie sabía lo duro que era para su espalda aquel trabajo. Pero Francisco era un hombre dispuesto y, con lo poco que había ahorrado, se dirigió al ayuntamiento de la localidad el día en el que se subastaban los puestos de venta de la plaza de abastos y, aunque no tenía muchas esperanzas porque eran muchos los aspirantes, logró uno, bien situado y que tenía un bajo en el que él, con sus propias manos, podría hacer un almacén.

      Cuando llegó a casa estaba contento, se lo dijo a su novia y le explicó que "nadie mejor que tú para atender el negocio. Pondremos una frutería". Ella aceptó. Mientras él hacía las reformas hicieron hueco para casarse y ella combinaba su trabajo de lavandera con los primeros inicios como vendedora en su negocio (trabajó en ambos campos todo el tiempo que su espalda se lo permitió, a pesar de que su esposo se preocupaba por su salud).

      Todo iba bien, el negocio era rentable. Siempre tenían frutas y verduras frescas, aunque en los demás puestos no las hubiera. Francisco, siempre se afanaba en tener un almacén más grande, por lo que el puesto tenía estanterías, diversas alturas y siempre estaba lleno. La clientela les era fiel porque el producto que vendían era de primera calidad.

      Pero un día al salir del almacén, con cajas vacías, Francisco se dio un fortísimo golpe en la cabeza y a consecuencia de él perdió la vista. En un principio este hecho lo sumió en una depresión de la que su familia creyó que nunca podría salir. Pero comenzó a moverse por casa y a vestirse sin necesidad de ayuda, y un día apareció en la plaza de abastos sólo. Su esposa no daba crédito, y cuando le vio quitar el cristal trasero a la báscula de balancín y probar a ver si sabía el peso de lo que colocaba en la bandeja, se emocionó y no pudo más que abrazarlo. Ambos lloraron largamente.

      Pero la sorpresa les llegaría cuando después de llegar a casa, mientras comían, uno de sus hijos llegó con un perro guía. El can, que se llamaba Tornado, entró en la cocina como si ya hubiese estado allí más veces y después de dar vueltas a la mesa se acercó a Francisco moviendo la cola, él lo acarició con cariño, y el animal posó su cabeza sobre sus piernas. El perro había conocido entre todos los comensales a quién sería su dueño, al que debería guiar toda su vida. Cuantos momentos pasaron los dos junto a la ventana de la cocina. Según los ladridos de Tornado Francisco sabía si venían su mujer o algunos de sus hijos. Se convirtió en alguien más de la familia y mientras Francisco dormía una pequeña siesta de sobremesa, Tornado se ponía suavemente sobre sus pies y permanecía tranquilo.

jueves, 26 de diciembre de 2013

Este jueves.....CUENTO DE NAVIDAD


                 A mi abuelo, 1973

    La niña escuchaba atentamente la voz masculina. Sentada en el suelo, con las piernas cruzadas sobre los pies, miraba al hombre que relataba el Cuento de Navidad. Su voz era muy baja, ya que le costaba hablar, y las frases se entrecortaban por su falta de aliento. Ella le miraba con atención, porque lo que su abuelo le contaba ya se lo sabía de memoria. Era el mismo cuento de todos los años. Veía sus ojos grises que la acariciaban desde lo alto, la sonrisa que el mayor le regalaba, y la exquisitez con la que le indicaba cada detalle del viaje que realizó cuando emigró a Cuba en busca de un futuro mejor.
   
    Era tan joven cuando se tuvo que marchar de su tierra, dejando a su familia, para comenzar una vida muy diferente; sin experiencia, sufrió muchas adversidades y enfermó gravemente. Cuando se recuperó lo suficiente para poder viajar, regresó a su casa, en la que permaneció convaleciente muchos meses, aunque nunca se recuperó totalmente de las secuelas que le quedaron.
 
    Su abuelo tenía un carácter muy fuerte. Y sabía afrontar los problemas de su longeva vida de frente, nunca les daba la espalda y así enseñaba a quienes le querían oír. Decía siempre que "mi cuento de Navidad, fue feliz. Me casé con tu abuela, tuve hijos y he visto crecer a mis nietos. ¡Nada me puede dar más felicidad!".


jueves, 19 de diciembre de 2013

GRACIAS ALFREDO POR UN GRAN ARBOL NAVIDEÑO


         UN TRONCO QUE MANTIENE SUS RAMAS UNIDAS



Este jueves ...un regalo

                           

                           REGALO POR PARTIDA TRIPLE
             

                 Desde niña tenía muy acusado su instinto maternal. Recordaba sus días familiares en los que jugaba a las muñecas, en los que siempre quería ser la "mamá". Por eso, cuando supo que su cuerpo no podía reproducir una nueva vida en su interior se sumió en una gran depresión: se negaba a comer y no quería que su máximo sueño quedase sin cumplir. Visitó muchos médicos y el diagnóstico era siempre el mismo. ¡No podía estar pasándole a ella!.

                Necesitó la asistencia de un psicólogo, porque no era capaz de afrontar, ni de comprender la situación que vivía. Después de varias sesiones el terapeuta le indicó que había tres niños huérfanos, de la misma familia, que habían llegado a una de las casas acogidas en las que él trabajaba.

               -Son muy pequeños y necesitan un hogar, tal vez usted y su marido estén dispuestos a dárselo

              Ella llamó a su esposo por teléfono que acudió veloz a su llamada. Ambos, junto con el psicólogo fueron al hogar en el que se encontraban los pequeños. Tan pronto los vio el matrimonio se encariñó con ellos, y los niños parecían encontrarse a gusto con la pareja.

              Acordaron cubrir los papeles necesarios para poder adoptarlos. Ella volvía a ser feliz y a sonreír.
Al salir de aquella casa de acogida le dijo a su esposo:

              -Gracias cariño. Hoy he recibido el regalo más hermoso de mi vida, y por partida triple.



Más regalos en el blog de Judith http://darklight-judith.blogspot.com.es/2013/12/este-jueves-un-regalo.html

             

martes, 17 de diciembre de 2013

HE RECIBIDO UNA EMOCIONANTE TARJETA NAVIDEÑA DE MI FAMILIA JUEVERA


     La impresionante artista Neogéminis se ha encargado de realizar la tarjeta navideña con la que l@s jueveros desearemos felicidad y buenos deseos en nuestros blogs. Me ha emocionado el buen trabajo realizado por la artista, quien a mí a tenido que ponerme piernas, por cierto mucho más hermosas que las mías, y se ha buscado la vida, muy acertadamente, para colocarnos a una distancia prudencial, por eso de la diferencia de edad, a mi hija pequeña y a mí.

    Gracias por tu excelente trabajo, por unirnos como una gran familia y por hacer de nosotros una realidad visible como grupo. Un beso para tí ARTISTA y Feliz Navidad para TOD@S



RHODEA BLASON (MIRADAS AL PASADO)

jueves, 12 de diciembre de 2013

HERMOSO REGALO

"The Daily Planet's Bloggers"  habéis trabajado mucho y con esfuerzo.

                          GRACIAS POR UN REGALO TAN HERMOSO






miércoles, 11 de diciembre de 2013

PROPUESTA JUEVERA DE thedailyplanetbloggers.blogspot.com



    MAMA, DE GRANDE QUIERO SER...

        Una blanca paloma, que abriese sus amplias alas en un suave vuelo, llena de elegancia.
       
        ¡Una paloma blanca!, que volase bajo los rallos del sol, las gotas de lluvia, los copos de nieve, ...sin importarme el calor, la humedad, el frío,...

        Recorrería aquellos países, lugares o familias que no son capaces de buscar un consenso de opiniones, acabaría con el hambre, las guerras, las armas, ...que sólo hacen más ricos a los que ya lo son en demasía y no se acuerdan de quienes no tienen que comer, que vestir o un techo bajo el que dormir..

         Me encantaría convertirme en una paloma blanca que consiguiese que tod@s nos entendieramos sin necesidad de discusión alguna, simplemente escuchando la palabra de los demás y argumentando con educación. Velaría sin cansancio por l@s niñ@s y l@s mayores, a quienes tantas veces les hacen perder todos sus derechos.

         Mamá, de grande quiero ser una paloma que lleve la paz a todos los lugares que tanto la necesitan.


Más sueños en el blog: thedailyplanetbloggers.blogspot.coms sueños en el blog 



martes, 10 de diciembre de 2013

PREMIO BEST BLOG


     Le doy las gracias a mi amiga Charo, del blog http://charocort.blogspot.com.es, por haberme concedido un premio que significa mucho para mí y que le agradezco enormemente. Más tarde, responderé a sus preguntas y premiaré a 11 blogs. Gracias de nuevo


domingo, 8 de diciembre de 2013

PREMIO JUEVERO...VISITA AL CONVENTO

Hola, esta ha sido mi primera aportación al Grupo Jueveros, del que me siento satisfecha y dichosa, ya que me habéis recibido con los brazos abiertos. Para que no os olvidéis de la propuesta primera que os he hecho, ni de cómo se llamaba, ni de mí os hago entrega de un premio .




    El premio lo recibís quienes habéis hecho vuestra aportación literaria en la propuesta que os he indicado. Pero además, vosotr@s podréis premiar al blog de aquellos compañeros que os hayan  hecho comentarios que os hayan sorprendido.
    Espero que os guste esta idea. Procurad no repetiros mucho a la hora de conceder los premios, para repartirlos entre los jueveros.

      Gracias por vuestra ayuda

jueves, 5 de diciembre de 2013

PROPUESTA JUEVERA (Rhodea Blason) ...5/12/13


      ....Visita en el convento

     Transcurría bien entrado el mes de octubre en el convento de los padres franciscanos de Tasín. Sus escasos atuendos no les protegían del frío otoño que había llegado cargado de tormentas. ...Y ellos en sandalias. Habían hecho voto de pobreza para poder convivir entre aquellas paredes de piedra llenas de sabiduría acumulada a lo largo de los siglos. No hablaban mucho entre ellos, pero sí visitaban la biblioteca del monasterio siembre que los trabajos de la jornada se lo permitían.

    Fray Antón, encargado de la cocina, no sabía como explicarle al Prior que la despensa tenía pocas viandas para afrontar el duro invierno que estaba por llegar. Pero además, había un asunto que no le agradaba que se supiese y menos quien mandaba allí.

    El fraile cocinero, ingenioso él, intentó solucionar el tema por sí mismo poniendo pequeños trocitos de queso por los rincones de su cocina, su despensa y su comedor. Pero el Prior, a quien no se le pasaba nada por alto, lo pescó cuando acababa de preparar la sopa de calabacín con la que cenarían aquel día.

    -¿Qué sucede hermano, que con tanta falta de alimento como tenemos, no se le ocurre a usted nada más que andarlo tirando por todos los sitios?, -su voz, lenta y grave, y su enorme estatura se dirigían al fraile Antón directamente esperando que la respuesta fuese satisfactoria.

    -Padre Prior, -respondió fray Antón-, ya sabe usted que soy un cocinero concienzudo. Me gusta hacer bien mi trabajo y lo realizo con alegría. Pero los visitantes no quieren abandonar las habitaciones que utilizo por el día.

    -¿Qué visitantes?, -respondió el responsable del monasterio

    -Pues que una manada de ratones se ha adueñado de mi cocina y no soy capaz de cazarlos, por eso los trozos de queso por las esquinas, para llevarlos a las ratoneras que tenía escondidas en la parte trasera de la despensa.

     -Ahh!, -dijo el Prior. Así que teníamos visita en el convento y usted no lo ha compartido con los demás miembros de la congregación

lunes, 2 de diciembre de 2013

...VISITA EN EL CONVENTO (convocatoria del jueves 5 de diciembre 2013)

Ya han comenzado a llegar los textos de la convocatoria  ESTE JUEVES ...VISITA EN EL CONVENTO. Gracias a tod@s por vuestra participación y por la grata acogida que le habéis dispensado a mi propuesta para este jueves. Besos



La primera aportación ya está aquí. Es de Judith
http://darklight-judith.blogspot.com.es/2013/12/este-jueves-un-convento.html

Ya ha salido del horno el relato de Lao Paunero
http://lao-narracionesordinarias.blogspot.com.es/2013/12/visita-en-el-convento.html

Otra aportación recibida. Está escrita por Valaf
http://valafson.blogspot.com.es/

Nuevo texto de esta propuesta sobre una visita en el convento. Es de Leonor
http://playadelcastillo.blogspot.com.es/

Aportación de Juliano el apostata.
http://julianoelapostata56.wordpress.com/author/julianoelapostata56/

Nueva llegada al convento. Esta vez de la mano de Rosa
http://lacaraocultadelalunaesrosa.blogspot.com.es/

Llega Cass y se suma a la reunión
http://elbalcondecas.blogspot.com.es/

Nueva aportación juevera
http://eldemiurgodehurlingham.blogspot.com.ar/2013/12/este-jueves-un-relato-un-convento.html

Tere también nos deja su texto sobre el tema propuesto
http://puntosuspensivos-teriri.blogspot.com.es/

Otro relato más de la convocatoria ...Visita en el convento
http://censurasigloxxi.blogspot.com.es/

Al final Pepe ha hecho un hueco para regalarnos su texto
http://desgranandomomentos.blogspot.com.es/

Llega Lola con su propia visión del convento
http://mardeconchas.blogspot.com.es/2013/12/este-jueves-visita-al-convento.html

Monserrat ha visitado el convento y parece que se queda 
http://msalaportagmail.blogspot.com.es/2013/12/jueves-de-monjes-y-legos.html

Rápida como el viento nos escribe Alicia
http://habiaunavezunaletra.blogspot.com.es/2013/12/este-jueves-visitamos-un-convento.html

Más visitas al convento
http://sitiodelabitacora.blogspot.com.es/2013/12/hoy-jueves-relato-visita-en-el-convento.html

Aquí está el convento de Gaby
http://misletrasinsomnes.blogspot.com.es/2013/12/este-jueves.html

Aportación juevera de Dorotea
http://doroteafuldebenke.blogspot.com.es/2013/12/este-jueves-un-relato-visita-al-convento.html

Otro relato más de conventos
http://arte-venusta.blogspot.com.es/

Y llega Alfredo desde su Plaza del Diamante
http://alfredo-laplazadeldiamante.blogspot.com.es/

Nuevo texto de Cristina
http://conunasonrisaa.blogspot.com.es/

El relato de emejota ha llegado a vuela pluma
http://braserodeinvierno.blogspot.com.es/2013/12/jueves-con-vento.html

Ya ha llegado el convento de Charo
http://charocort.blogspot.com.es/2013/12/este-juevesen-el-convento.html

Y Carmen visita el convento
http://carmenandujarzorrilla.blogspot.com.es/

Nuevo texto de Juan Carlos
http://jwancarlos.blogspot.com.es/2013/12/visita-al-convento.html

Natalia apunta su nuevo texto juevero
http://nataliasenmarti.blogspot.com.es/

Otra aportación. Esta vez de la pluma de San
http://galisan33.blogspot.com.es/

Fabian nos deja su texto
http://ferliteraria.blogspot.com.es/

Y a llegado el texto de Neogéminis
http://neogeminis.blogspot.com.ar/2013/12/este-jueves-un-relato-el-convento.html

Sofocada llega Auxi al convento. Pero...bienvenida
http://llanurasabisales.blogspot.com.es/2013/12/el-convento.html

Una visita agradable de Eduardo, (padre de Neogéminis)
http://cartasquenofueronenviadas.blogspot.com.ar/2013/12/este-jueves-un-relato-el-convento.html

El relato de Toy podréis leerlo en el siguiente enlace
http://buscandolascoordenadas.blogspot.com.es/2013/12/este-jueves-un-relato-visita-al.html

Nuevo relato
http://otroladodeldado.blogspot.com.es/2013/12/jueves-de-relato-conventos.html?zx=c3c1787bf4514ed1

Y llega Tracy con su visita al convento
http://tracycorrecaminos.blogspot.com.es/

Y aquí mi propuesta para este jueves. Espero que sea de vuestro agrado y gracias por participar en mi primera convocatoria juevera. Besos
http://rhodeablason.blogspot.com.es/


















sábado, 30 de noviembre de 2013

ESTE JUEVES ...VISITA EN EL CONVENTO

 
 Hola amig@s juever@s:
    Es mi primera proposición de tema literario en el grupo jueveros y, ante todo, debo pediros disculpas por subir a internet la propuesta una hora antes del domingo 1 de diciembre de 2013, pero si no lo hiciera así deberíais esperar al lunes para saber de qué va. ¡Me parecía una falta de respeto hacia vosotr@s por lo que me anticipé!
    Bueno, sin más preámbulos la propuesta es ...VISITA EN EL CONVENTO, ya sea de monjas como de frailes. Podéis relatar una historia real o una ficción, se trata de que lo paséis bien escribiendo y leyendo los relatos de l@s compañer@s. Poner a funcionar vuestras imaginativas mentes y haced de esta convocatoria una grata y numerosa exposición de lectura. Sé que puedo contar con vuestra animada participación.
Besos
El enlace de mi blog es http://rhodeablason.blogspot.com.es








jueves, 28 de noviembre de 2013

GANADORES DEL PREMIO LIEBSTER

Los blogs que se enumeran a continuación han sido agraciados con el premio en cadena Liebster. Para no parar la cadena los anfitriones de cada blog deberán premiar a otros diez blogs con menos de 100 seguidores y no pueden concedérselo al que les premia.

¡FELICIDADES!

http://jardinlitera.blogspot.com.es/
http://charocort.blogspot.com.es
http://leyendoentrenubes.blogspot.com.es/
http://asisoyyoloquita.blogspot.com.es
http://lucia-m-escribano.blogspot.com.es
http://corazndetinta96.blogspot.com.ar
http://playadelcastillo.blogspot.com.es

miércoles, 27 de noviembre de 2013

UN JUEVES... EN EL CEMENTERIO

                                           POR UN FAJO DE BILLETES

    Las campanas tañían sonoramente en el pueblo. Avisaban con su amargo toque que había un difunto para enterrar. Las mujeres salían a las ventanas y escuchaban el número de avisos que daba el badajo, y enseguida se corrió la voz de que un hombre había muerto. En ese preciso instante corría calle arriba un jovenzuelo, monaguillo de la parroquia, que iba a avisar a Severiano, enterrador municipal, para que iniciase el ritual pertinente en el cementerio.
    Severiano era un hombre enjuto casado con una mujer manirrota y alocada, con la que había concebido doce bocas que alimentar. Su sueldo apenas llegaba para cubrir los innecesarios caprichos de su esposa, a quien todo le parecía poco. Además, debía pagar el jornal de la sirvienta que se ocupaba de los niños y de la casa. Por eso cuando el mozo le llamó, Severiano se puso en marcha con agilidad.
    Abrió la sepultura del finado y esperó al entierro. Introdujo la caja en el foso y comenzó a volver la tierra escavada a su lugar de origen, muy lentamente. Cuando vio que no quedaba nadie en el cementerio tapó el sepulcro con una lona blanca y esperó la noche.
    En el pequeño gabinete que utilizaba como oficina, llamó por teléfono a aquel hombre que le había indicado cómo ganar más dinero. Le dijo que había fallecido un hombre y que podían venir a buscar el cadáver, que la familia no sospecharía ya que vieron cómo su familiar era inhumado. Cuando llegaron los hombres abrieron el ataúd, cogieron el cadáver, lo metieron en su furgoneta y, no sin antes darle a Severiano un sobre con un buen fajo de billetes, se fueron por donde habían llegado.
    El enterrador sabía que la utilización del cadáver no sería para nada bueno, pero trataba de acallar su conciencia pensando en que en su casa hacía mucha falta aquel dinero del que no haría partícipe a su esposa. (Rhodea Blason)

    

martes, 26 de noviembre de 2013

LA CARCEL, por Rhodea Blason

Fueron días de sol y noches de acción para disfrutar su libertad. Su mente tenía presente este pensamiento en el momento en el que cruzaba la primera gran puerta de acceso a la prisión en donde estaría confinado las próximas 45 primaveras de su vida. Ahora, aunque mantuviese la cabeza alta, comenzaba a sentir miedo. No de lo que había hecho anteriormente, sino de los largos y duros años que le esperaban para vivir en un lugar inhóspito, lleno de incógnitas y en el que nunca creyó que acabase encerrado.¡Vivió a tope! ¡No le asustaban los peligros que le pudiesen acechar cuando estaba bebido, drogado o haciendo las cosas más deplorables que nadie pudiese imaginar! Llegando a la segunda puerta, la que daba paso definitivamente a la cárcel se acordó de su sufrida madre, a quien acuchilló impasiblemente por el poco dinero que guardaba para el pan de la semana. Arrastraba los pies atados a una gruesa cadena que sólo le permitía dar pasos cortos y que a su vez ataba fuertemente sus manos a su espalda. El peor error que había cometido en su vida había sido el de violar y matar a una loca joven que buscaba nuevas sensaciones. Cuando ella le pedía más coca él se la dio, la vio quedarse indefensa por la sustancia que la penetró bestialmente hasta que se dio cuenta de que ella no se movía. Cuando llegó la policía descubríó atemorizado que era la única hija del alcaide del penal de la Roche. Cruzando el gran portalón se sintieron dos certeros tiros que le dejaron allí tendido al sol. (de Rhodea Blason)

viernes, 22 de noviembre de 2013

PREMIO LIEBSTER

    Le doy las gracias a mi amiga María Esther García del blog Mi pequeño espacio romántico, http://mariastherautora.blogspot.com.es/2013/11/premio-liebster.html, por pensar en mí para concederme el PREMIO LIEBSTER en cadena para mi blog.



1. ¿Qué momento del día y cuánto dedicas a la escritura?
    Me gusta escribir por la noche, cerca de una ventana y si hay estrellas en el firmamento mirarlas. Parece que mis neuronas funcionan mejor cuando el cielo está estrellado.

2. ¿Escribes aún cuando la inspiración se ha ido de vacaciones o persistes?
    Escribo siempre. Cuando tengo inspiración y cuando no también. Le doy vueltas y más vueltas a los textos, hasta que  consigo que me gusten.

3. ¿Crees que es importante ser constante a la hora de escribir?  
    Por supuesto, el tesón y el esfuerzo forjan un gran trabajo.

4. ¿La escritura es para ti un hobby o te lo tomas en serio?
    Para mí la escritura es una necesidad imperiosa de mi alma y en mi vida. Por lo tanto, claro que me lo tomo muy en serio.

5. ¿Sigues el mismo esquema de heroínas y héroes en tus novelas o cambias los enfoques?
    Cambio los enfoques totalmente. En mis textos es difícil saber a primera vista quienes son los héroes o predecir los finales.

6. ¿Crees que cuando alguien ha leído algo tuyo hay que seguir fiel al género (por ejemplo histórica) y no cambiar  o te atreves a probar con todo?
    Creo que soy una escritora muy polifacética, ya que procuro escribir en géneros diferentes y trato de encontrarme a gusto en todos ellos.

7. Novela romántica favorita que has leído.
    Sin lugar a dudas, Cumbres Borrascosas, seguida por  Madame Bobary y La dama de las camelias.

8. Personaje masculino favorito de romántica.
    Romeo, de Romeo y Julieta

9. ¿Tus proyectos?
    Escribir, escribir y escribir. No me importa el género. Estoy trabajando en una novela costumbrista que publicaré en breve, y preveo participar próximamente en varias antologías de relatos.


10. ¿Cómo crees que te afectaría una crítica negativa?
    Valoraría la crítica en cuanto a mis textos y vería, si la crítica tuviese razón, de corregir errores. Y si creo que la crítica pudiera ser malintencionada lo dejaría pasar.
 
11.¿No crees que son demasiadas preguntas? (ja, ja,ja; voy a hacer lo mismo que Anele)
    Por supuesto que no son muchas preguntas. A través de mis respuestas podrán conocerme mejor mis lector@s.

        Y nada más... enhorabuena a las afortunadas y os espero a todas en mi blog... y en el de todas ellas porque con más de una persona os váis a llevar una grata sorpresa y descubrir un blog maravilloso. ¡Yo los sigo! así que... ¿porqué vosotr@s no???????
   Un beso para tod@s!!!                          







martes, 19 de noviembre de 2013

A propuesta de Judith os dejo mi aportación: Propuesta......Un ídolo

       
                         OJOS DULCES

    Mujer de ojos dulces y cabellos color miel que me pariste una noche de verano, te considero el ser más importante de mi vida.

     Tu mirada límpida, tu blanca y hermosa piel, tus sedosas manos, trabajadoras incansables de presentes para mí, tu aroma suave y el calor de tu cuerpo, son grandes tesoros que formarán siempre parte de mi corazón.

    Tu legado impresionante: ser humilde, feliz y trabajadora con ilusión; obviar las palabras baldías, llenas de soberbia y envidia. Maestra de felicidad y amor, incluso en momentos en los que te desgarrabas de dolor interno. Ejemplo de la más pura serenidad.

    Te fuiste de mi lado un día de verano, no sin antes regalarme con tus labios una hermosa sonrisa de amor. (Rhodea Blason)

martes, 12 de noviembre de 2013

RELATO DEL JUEVES. PROTAGONISTA UN RELATO

                                       ARIADNA

    Le abrió la puerta un pequeña mujer de cara redonda y ojos obscuros y esquivos. Sin soltar el pomo interior de la entrada la observaba cargando el peso de su diminuto cuerpo sobre su pie izquierdo, mientras que el derecho lo sostenía suspendido en el aire, y le impedía la entrada a la casa. Ariadna no sabía cómo debía proceder. Desde que trabajaba de médico en la localidad visitaba a muchos enfermos en sus hogares, pero cada vez que acudía a ver al marido de esta señora sus sentidos se ponían alerta. Ariadna tenía la firme convicción de que su esposo, mayor que ella unos cuarenta años, no le importaba lo más mínimo; incluso tenía serias dudas de que le dosificase el tratamiento que ella le recetaba de forma conveniente.

Aquel día Ariadna había proyectado hacer este aviso en primer lugar porque así por la noche no estaría tan ansiosa como en las veces anteriores cuando le pasaba visita a este enfermo mucho más tarde. Cuando la dama le franqueó la puerta y la cerró tras su entrada a aquel largo y siniestro pasillo, Ariadna la dejó pasar primero. No le gustaba quien la precedía, ni el lúgubre lugar en el que vivía, ni la actitud defensiva que siempre tenía aquella mujer que apenas cruzaba una palabra con ella. La llevó por el largo y ancho corredor hasta la inmensa habitación en la que permanecía su esposo acostado en la cama en posición fetal, como si formase un ovillo con su frágil y decaído cuerpo. Ariadna, como siempre hacía, lo miró una vez más. Su cuerpo, casi centenario, estaba formado por un montón de pieles caídas y arrugadas, totalmente deshidratado; de su delgadísima cara resaltaba su larga nariz y la cavidad que debía albergar su ojo derecho. Siempre era lo mismo. la esposa no le indicaba, por más que el médico preguntase, por qué le avisaba ni lo que le ocurría al enfermo, por lo que Ariadna procedía a realizarle una revisión. Una vez más no encontró motivo de preocupación salvo la avanzada edad del enfermo. Le explicó a su esposa que le debía de dar líquidos en abundancia y cambiarle de posición a menudo para que no se llagase. Ella miraba para él dando la impresión de que no escuchaba las indicaciones del médico. Ariadna comenzó lentamente a recoger sus cosas en su maletín médico cuando escuchó un pequeño gemido.

    -¿Qué ruido es ese?, le preguntó a la mujer que no le miraba a la cara
    -No es nada,  un regalo que me han hecho, contestó de mala gana
    Pero el ruido iba a más y Ariadna se asustó de verdad.
    -¿Le pasa algo al perro?, volvió a preguntar con impaciencia porque parecían los quejidos de un animal
    -No, respondió ella escuetamente

    Ariadna se quedó mirándola unos segundos y tratando de procesar el tipo de ruido que escuchaba y que cada vez era más intenso. Aquella mujer era la antítesis total de la felicidad pensaba el médico conforme se acercaba a la puerta para abandonar aquella habitación demasiado grande y fría para su gusto. Cuando traspasó la puerta se sorprendió al escuchar la voz que le decía.

    -Tal vez quiera ver a la persona que se lamenta 

     Ariadna pensó que aquel ser podía necesitar ayuda y accedió rápidamente.
    La mujer la llevó por el mismo pasillo hasta la altura de una puerta más pequeña que el resto que había visto en el resto de la casa y que se encontraba cerrada con llave.

    -¿No se llevará usted una decepción?, le sorprendieron las palabras de ella pero quería saber qué ocurría y le respondió rápidamente que no

     Cuando abrió la puerta la mujer, Ariadna casi se desmaya. Lo que vio la impresionó enormemente, quizá porque no se esperaba ver algo así. Las paredes de aquella habitación estaban todas manchadas de sangre, las cortinas semicaídas y con impresionantes manchones rojos. Las ventanas estaban cerradas con cadenas y, tirado sobre la cama, había un hombre corpulento, con las venas de sus muñecas cortadas y de las que ya no salía sangre.
Ariadna corrió para ver si había pulso, pero no se lo encontró. Miró a la mujer, mientras llamaba por su teléfono móvil a emergencias, y le preguntó gritando qué había ocurrido. Ella no levantó los ojos para mirar al médico y tampoco le contestó. Sólo sacó una tijera del bolsillo de su delantal y sin darle tiempo a Ariadna a impedírselo se lo clavó en su cuello. Ariadna no pudo hacer nada por salvarle la vida.

    Días después. Ariadna supo que aquella mujer se había casado muy joven con un hombre casi cincuenta años mayor que ella y muy rico pensando que él moriría pronto. Ella se hizo mayor mientras se enamoraba de su cuñado, con el que nunca podría casarse, porque creía que su marido viviría eternamente. La infelicidad en la que vivían hizo que él se suicidase y ella optase por una solución demasiado dura: quitarse la vida.

     

lunes, 7 de octubre de 2013

YA ESTA DISPONIBLE LA DESCARGA GRATUITA DE LA ANTOLOGÍA AMENTIA


ANTOLOGÍA AMENTIA

Amentia es una antología que nace con una finalidad: juntar autores noveles de todo el mundo para compartir terroríficos relatos, bajo un tema: “La locura”, en cualquiera de sus facetas. Después de una convocatoria donde se recibieron relatos de diversos países tanto europeos como latinoamericanos, de una exhaustiva selección, y una votación de lectores, llegan a nosotros los relatos finalistas de este certamen. Pero, además, no solo es una antología de fantásticas historias, sino que cuenta con el prólogo del escritor de terror Juan de Dios Garduño.
Amentia es locura, muerte, amor enfermo, presencias sobrenaturales, enfermedad… pero sobre todo, Amentia es una compilación de relatos donde los autores queremos regalar, a todos los amantes del género, una buena antología de terror.
 Amentia Epub  ya se encuentra disponible para descarga gratuita en formato MOBI. y EPUB, para que puedan leerla en cualquier lector, Tablet o Pc. Para ello solo tenéis que entrar a la página web: http://amentiantologia.wix.com/amentiantologia#!dondeconseguirlo/chgz y clickear en el link que los llevará a la página de descarga en BUBOK. Como estos relatos se alimentarán solo de los comentarios de los lectores, agradeceríamos que aquellos que los leáis, se den un pequeño tiempo para puntuarnos y dejarnos su opinión, que es muy importante para nosotros.
Amentia ha llegado para quedarse… y formar parte de sus pesadillas. ¿Estáis preparados para adentrarse a este mundo de locura?

Título: Antología Amentia
Autores: Juan de Dios Garduño, Tere Oteo Iglesias, Nieves H. Hidalgo, Laura Morales, Angy W., Laura López Alfranca, Itsy Pozuelo, Kassfinol, Cintia Ana Morrow, Vanesa Vázquez, Carmen de la Cuerda, Israel Santamaría Canales, José Vicente García, Francisco Escaño, Haizea López, Leonor Ñañez, Rhodea Blasón, Marcos Llemes, Misha Baker, Julieta P. Carrizo.
Portada: Marcos Llemes
Ilustrador: Marcos Llemes
Género: Antología – terror
Fecha de publicación: versión digital, Octubre de 2013.
ISBN: N/A
Número de páginas: N/A
Precio: Descarga gratuita
RELATOS: Los relatos que forman parte de la antología son los siguientes:
1.       Horror en Coventown – Julieta P. Carrizo
2.       TIC, TAC – Tere Oteo Iglesias
3.       900º - Tere Oteo Iglesias
4.       Los fantasmas no existen – Laura Morales
5.       Todas tus mentiras – Kassfinol
6.       Invitados – Cintia Ana Morrow
7.       El sonido de la muerte – Vanesa Vázquez
8.       Posesión – Carmen de la Cuerda
9.       Eppour si muove – Israel Santamaría Canales
10.   Bienvenida, hermana – Laura López Alfranca
11.   El laberinto – Angy W.
12.   Muerte viviente – Angy W.
13.   Tiempo – Nieves H. Hidalgo
14.   El código Dewey – Nieves H. Hidalgo
15.   Ojo por ojo – José Vicente García
16.   Agua Mansa – Leonor Ñañez
17.   El cuerpo – Leonor Ñañez
18.   La uña – Francisco Escaño
19.   El ángel maldito – Itsy Pozuelo
20.   Angustia – Haizea López
21.   El gemelo imperfecto – Rhodea Blasón
22.   Despierta – Misha Baker
23.   Solo un juego – Misha Baker
24.   La enamorada de John Dahmer – Marcos Llemes
25.   Fase de negación – Marcos Llemes


lunes, 19 de agosto de 2013

EN BUSCA DE LA LIBERTAD MENTAL

    Eliana se pregunta por qué se imagina escenas de una película en que un reo muere acribillado. Su mente gira intermitentemente en busca de nuevas ideas, pero no puede quitarse la imagen de la muerte de su cerebro, como si los fotogramas del filme visto hace tantos años, permanecieran impenitentemente en su cabeza.
    Las imágenes del preso muerto aparecen recurrentemente. Le puede tocar, si estira su brazo; le puede gritar, si alza la voz, ....pero duda enormemente sobre si puede sentirla u oírla. Desde que había visto aquella muerte su vida había cambiado destructoramente. Sus múltiples heridas autoinfringidas en los antebrazos, en sus piernas y, demás partes de su cuerpo, así lo acreditaban. En la obscuridad de su hermética habitación soñaba, pero su mente no le producía escenas alegres.
    Oyó el ruido de un cerrojo al descorrerse. La puerta se abrió y se encontró directamente enfrentada a un hombre pequeño y vestido de un blanco impoluto. Era su médico. Ella lo odiaba ciegamente por no ser capaz de sacarla de aquella cárcel que le creaban sus sentimientos. Se irguió lentamente de la silla que la mantenía sentada, la agarró por la parte superior y gritando y corriendo le clavó dos pies del taburete en su fofa barriga en busca de su libertad mental.

miércoles, 26 de junio de 2013

Nuevo blog de mi amiga Aitana Arestevelasco a la que le deseo mucha suerte

Visitad el nuevo blog de mi amiga Aitana Arestevelasco quien realiza unas reseñas impresionantes de los libros que lee y que es conocida por Ruedas porque le fascibna el personaje del mismo nombre del libro Guillermo Fesser. Os dejo el enlace y no dejéis de visitar su blog, os impresionará.
http://volandoentreletrasroalingandreading.blogspot.com.es/

viernes, 10 de mayo de 2013

LA CARCEL, de Rhodea Blason



Fueron días de sol y noches de acción para disfrutar su libertad. Su mente tenía presente este pensamiento en el momento en el que cruzaba la primera gran puerta de acceso a la prisión en donde estaría confinado las próximas 45 primaveras de su vida. Ahora, aunque mantuviese la cabeza alta, comenzaba a sentir miedo. No de lo que había hecho anteriormente, sino de los largos y duros años que le esperaban para vivir en un lugar inhóspito, lleno de incógnitas y en el que nunca creyó que acabase encerrado.¡Vivió a tope! ¡No le asustaban los peligros que le pudiesen acechar cuando estaba bebido, drogado o haciendo las cosas más deplorables que nadie pudiese imaginar! Llegando a la segunda puerta, la que daba paso definitivamente a la cárcel se acordó de su sufrida madre, a quien acuchilló impasiblemente por el poco dinero que guardaba para el pan de la semana. Arrastraba los pies atados a una gruesa cadena que sólo le permitía dar pasos cortos y que a su vez ataba fuertemente sus manos a su espalda. El peor error que había cometido en su vida había sido el de violar y matar a una loca joven que buscaba nuevas sensaciones. Cuando ella le pedía más coca él se la dio, la vio quedarse indefensa por la sustancia que la penetró bestialmente hasta que se dio cuenta de que ella no se movía. Cuando llegó la policía descubríó atemorizado que era la única hija del alcaide del penal de la Roche. Cruzando el gran portalón se sintieron dos certeros tiros que le dejaron allí tendido al sol.

miércoles, 8 de mayo de 2013

VOTACIONES DE LA ANTOLOGIA AMENTIA

Hola amig@s hoy comienzan las votaciones de la Antología Amentia en la plataforma Wattpad. Un relato escrito por mi participa en esas elecciones, por lo que estaría muy contenta de que leyesen los textos en cuestión.
El link en donde deben decir por quien votan y por qué (una pequeña reseña que haga ver que han leído el texto) es el siguiente:
http://www.wattpad.com/16498711-antología-amentia-capítulo-de-votaciones-se-vota?d=ud#.UYqRkKJ7LAw

Les deseo suerte a todas las personas que escribiendo comparten conmigo el honor de estar nominados en esta antología y muchos éxitos para tod@s

lunes, 6 de mayo de 2013

Con el texto que os dejo a continuación participé junto con más compañer@s en la Antología La Llave.
Espero que os guste, que os haga sentir y que me sigáis leyendo. Un saludo
RHODEA BLASON


LA LLAVE, de Rhodea Blason

Caminaba con suma firmeza musicalizando su andar con el ruido que hacían sus elevados
y finos tacones sobre el duro asfalto de la acera de la Calle Real. El sensual movimiento de sus
suaves caderas hacía que muchos viandantes girasen su cabeza cuando ella pasaba con su porte
erguido. Era esbelta, elegante, muy guapa, con su hermoso cabello rojizo bailando al viento, y
sabía cómo sacar el máximo partido a sus atributos físicos. Le gustaba respirar el cálido aire de
la primavera que llegaba a su nariz con un dulzón olor a azahar, que provenía de los árboles que
adornaban y daban sombra a la ancha calle principal de la localidad. Miraba al frente, sin fijarse
en los peatones que se cruzaban con ella, con un semblante alegre que todavía la hacía parecer
más atractiva. Había pasado demasiados meses imaginando lo que podría pasar hoy, en la
reunión que mantendría con sus tíos en relación a la herencia de sus antecesores.
La partición de cualquier herencia, pequeña o grande, siempre supone envidias y egoismos
por parte de los herederos, ya que hay alguno que quiere su parte y la de los demás, y aún así
no se siente satisfecho. En esta situación estaba Eloísa, considerada por sus tíos “el patito feo”
de la familia, ya que pensaban que no tenía dinero ni patrimonio. La mujer, huérfana de madre,
desde demasiado joven se había forjado un buen futuro trabajando duramente desde la
adolescencia. El mérito no fue de ella sola. Había conocido con poca edad al que era su marido,
un auténtico “aguila” para los negocios, y los dos, trabajando codo con codo, juntaron unos
ahorros y un curioso patrimonio que les permitía vivir con comodidad.
La herencia de sus padres era únicamente de ella, ya que había sido hija única por motivos
elegidos por la naturaleza. Sus tíos no decían nada, pero en lo más profundo de sus mentes
germinaban los egoistas pensamientos de por qué ella tenía más que ellos. No se daban cuenta
que su vida había sido muy dura y que estuvo basada siempre en la sencillez y la humildad,
mientras que sus tíos vivían en la ostentación de lo que carecían. Eloísa, con su marido y sus
hijos, viajó, conoció mundo, continuó estudiando gracias al apoyo de quien tanto la quería,
vestía bien, solían cenar fuera varias veces al mes, pero nunca derrochaban su dinero.
Todavía le quedaba cerca de un kilómetro para llegar al lugar en el que se celebraría la
reunión familiar, a la que desde hacía años tenía miedo. El corazón le palpitaba con rapidez.
Sabía que sus tíos se tirarían como auténticos”buitres” sobre lo que le correspondía a ella por
herencia de sus abuelos: le dejarían la peor parte e intentarían embrollarlo todo para que
tuviera que pagarles por algo que por derecho propio era suyo. Sabía que la negociación
sería dura, sin tregua, porque, desde siempre, la consideraban débil, porque no lograban
distinguir entre no querer discutir con idiotas y tener la razón.¡En el fondo le daban pena
porque nunca llegaban a nada!.
Cuando abrió la puerta del local en el que se desarrollaría la reunión, vio los ojos de los
que por sangre eran sus tíos, pero por acciones eran sus enemigos, ya que querían quedarse
lo que por ley le pertenecía a ella. Los miró, uno a uno y con frialdad, fijándose en cada una
de aquellas miradas vacías en las que veía la firma del egoismo. Al cerrar la puerta tras de sí,
vio, con gran cinismo e hipocresía, como cada uno de ellos se levantó de la silla que ocupaba
para plantarle dos besos en cada lado de su cara. Alguno venía acompañado de sus abogados,
otros de sus gestores y Eloísa estaba totalmente sola. Su amante marido había querido
acompañarla pero ella le dijo que prefería solucionar el asunto ella sola, ya que sino nunca
sería quien de enfrentarse a ellos, y eran demasiados años los que llevaba ahogada por su
implacable yugo.
Durante largos minutos se habló de vanalidades sin sentido. Eloísa se sentía incómoda
porque no quería ser ella quien comenzase a hablar de la herencia y parecía que los demás
no tenían prisa en hacerlo. Pero cuando menos se lo esperaba, el prestigioso abogado de
uno de sus tíos comenzó la reunión, divagando lentamente en cuestiones que Eloísa creía
que estaban perfectamente claras y que no eran motivo de discusión. Luego, uno por uno,



fueron eligiendo lo que querían para sí de aquella herencia que tanto había sudado su padre.
Obviaban a Eloísa, nieta de un hombre justo al que no le gustaría ver a sus hijos enfrentados
de aquella manera, y ella permanecía callada. Todos eligieron y repartieron pisos, bajos, dinero,
tierras, … ¡Parecía que ella no estaba allí, porque no le adjudicaban nada!.
Les dejó que siguieran haciendo demagogia barata, porque entre ellos no eran capaces de
ponerse de acuerdo.
-El piso de arriba vale más que el de abajo, me hay que pagar la diferencia- dijo el más
egoista de todos
Y ella veía con absoluta incredulidad como accedían a pagarle sus hermanos, después de
haber sido él el que escogiese aquel piso precisamente. Se apuntó en su herencia, fincas,
pisos y dinero porque decía que se sentía perjudicado por lo que “le había tocado”.
Eloísa, después de ver aquel esperpéntico espectáculo, no daba crédito. Pero tuvo suficientes
fuerzas para carraspear. La primera vez no la oyeron porque lo hizo tímidamente, pero la
segunda tosió con la fortaleza que le daba pensar en sus hijos y en su marido, realmente su
única familia.
Entonces todos callaron y se volvieron sus miradas a ella.
-Tranquila tú tienes la finca de las Moreras -le dijo otro de sus tíos -y como es grande
tendremos que ponernos de acuerdo a ver cuánto te toca pagarnos a cada uno.
Pero si la finca que le dejaron era la peor, pensó Eloísa, me toca por herencia y todavía
pretenden cobrarme por ella, me están estafando directamente. En aquellos momentos echó
de menos a su esposo, allí haciéndole compañía y no dejando que la explotasen aquellos
negreros que nunca trabajaron ayudando a su padre y ahora se peleaban por lo que él había
dejado.
El último tío que había hablado se dirigió a su abogado:
-Es mejor que hagas las cuentas para saber qué le toca a mi sobrina, ya que una vez que
lo sepa puede marcharse cuando quiera.
¡Pobres estúpidos!. Eloísa y su marido temiéndose lo peor, habían estado investigando en
los papeles de su abuelo y sus padres. Habían pedido “hojas simples” para saber quienes
eran los propietarios de todo lo que había. Pero lo habían hecho demasiado tarde, ya muchas
fincas habían sido vendidas por sus tíos, mediante trampas acogidas a vacíos legales. Aún así,
estaban tan cegados por quien se llevaba la mejor parte que no se dieron cuenta de la excesiva
tranquilidad y calma que desprendía Eloísa.
Cuando Eloísa se cansó de oirlos decir sandeces, se levantó y les dijo con voz fuerte:
-No sé por qué discutis tanto si yo soy quien tiene La Llave para resolver esta herencia
Sus tíos se miraron y comenzaron a reirse sin dar crédito a lo que acababan de oir. Eloísa
podía leer claramente en sus duras caras “¿qué dice esta insensata?”.
-Lo tuyo ya está solucionado -le contestó otro tío- No tienes de qué preocuparte. El día que
vayamos a la notaría firmas y ya eres dueña de la finca que te tocó.
-¿Pero es que no os dais cuenta? -preguntó Eloísa elevando la voz más de la cuenta. -¡Os
estoy diciendo que todo lo que hacéis es valdío. La llave para arreglar todo este embrollo la
tengo yo.
-¿De qué Llave hablas? -le preguntó el abogado de uno de sus tíos
-Estáis repartiendo la herencia sin contar conmigo, y yo soy la única que puede hacer
efectiva esta herencia. Sigo diciéndoos que yo soy La Llave para que esto se arregle. Aunque
no lo creáis. Los papeles del Registro de ls Propiedad así lo exponen.
Volvieron a mirarse nuevamente y esperaron a que Eloísa se explicase:
-Sois demasiado egoistas para ser buenas personas. Creéis que sois lo suficientemente
inteligentes como para saberlo todo, pero a pesar de traer a vuestros abogados, no habéis
hecho bien el reparto de la herencia. Estáis repartiendo humo, ya que los solares en donde


están construidas las casas de las que ya os adjudicásteis los pisos que os convinieron los puso
vuestro padre, mi abuelo, a nombre de mi padre. Por lo tanto, os vuelvo a decir que no podéis
repartir nada sin contar conmigo que tengo La Llave, es decir, soy la dueña del terreno y
conmigo tendréis que arreglar debidamente si queréis que os firme en la Notaría.
Eloísa tuvo que parar para coger aire y respirar, se notaba acalorada y nerviosa, no se
atrevía a mirar a sus tíos a los ojos, por lo que con la vista baja esperó a que alguno de ellos
dijese algo.
-Pero somos familia -señaló lentamente el más joven de todos -no serás capaz de hacernos
esto.
-Por supuesto que sí, no os quepa la menor duda. Durante demasiados años no me habéis
tenido en consideración para nada. Sé que me habéis estado robando, pero la “vengaza es un
plato que se sirve frío”. He sabido esperar, y ahora sólo reclamo lo que me pertenece, no lo
que digáis vosotros malditos egoistas y avariciosos. En cuanto a mi familia, sólo lo son mi
marido y mis hijos. Con vosotros no se puede contar para nada, salvo para vuestro propio
beneficio y eso a mí no me vale.
Se dieron cuenta de que Eloísa hablaba en serio, el aire estaba cargado, y
ella seguía permaneciendo en pie, traspasando el peso de su cuerpo de un pie a otro.
Nadie hablaba, sus tíos la miraban con odio. Era consciente y obvio que no habían valorado
que el terreno fuese de ella. ¡Qué bien hacían las cosas los mayores!
Como no le hablaban cogió su carpeta y su bolso, se dio la vuelta y salió de aquel lugar
en el que parecía que faltaba el aire. Ella actuaba conforme a su conciencia, teniendo La Llave
de la negociación, no podía permitir dejar a sus hijos sin la herencia de su bisabuelo. Ya
en la calle le rodaban gruesas lágrimas por la cara y casi no podía respirar. Se sentía
impotente ante la maledicencia de sus tíos, pero contenta por haberles plantado cara.
La Llave de la herencia la tenía ella, y se repartiría, sin egoismos y sin avaricias....Y
desde luego, no les dejaría que le robasen nunca más.