Translate

lunes, 26 de junio de 2017

EN A PASTORIZA, ...REQUESON, LISCOS Y FRECES, por Rhodéa Blasón

     Siempre que acudo a A Pastoriza no puedo dejar de pensar en el exquisito requesón que se prepara en toda la zona y al que hasta hace pocos años se le dedicaba una extraordinaria fiesta gastronómica a la que acudían personas de toda España y muchos emigrantes. Por problemas diversos la celebración no tiene continuación, pero sí renombre suficiente “o requesón de A Pastoriza”, suave al paladar y con una cremosidad singular que lo diferencia del de otros lugares, para que siga incrementándose su buena publicidad.

     La promoción de los productos gastronómicos de A Terra Chá, entre los que se encuentra el requesón de A Pastoriza, es una labor importantísima, sobre todo fuera de la comarca. A ello se dedican los ayuntamientos, departamentos de cultura de los mismos, los profesionales que crean el producto y lo dan a conocer a través de la publidad y todas las personas que los probamos y nos sentimos orgullosos de deleitarnos con su sabor particular. El requesón es un producto proviniente de la leche de vaca al que se le deja convertirse, tras cuajar el líquido blanco en moldes agujereados, en una masa blanca y mantecosa de la que se escurre el suero sobrante.

     Los productos de nuestra tierra son demasiado buenos como para no darlos a conocer fuera de las fronteras de A Chaira. Y estando en A Pastoriza no podemos olvidarnos de otro de sus productos “estrella”: la fiesta de la “bola de liscos y de las freces” que tiene lugar cada año en Bretoña y a la que cada vez acuden más visitantes para degustarlas. En esta ocasión el festejo está muy consolidado y con una comisión que trabaja duro durante muchos meses al año para que la economía cuadre de manera positiva para que la edición venidera sea mejor.


    Os recomiendo que no dejéis de probar ni la empanada de torreznos, ni las freces, ni el requesón de A Pastoriza y que una vez allí preguntéis por más productos gastronómicos del concello que no os defraudarán nunca.


No hay comentarios:

Publicar un comentario