sábado, 11 de enero de 2014

52 SEMANAS, 52 PALABRAS: DE SINDEL

    Esta semana toca la palabra cielo

                                     EL CIELO EN LIBERTAD
             
             Nunca he tenido ninguna necesidad de confesar mis vicios. Otras personas no tienen inconveniente alguno en prodigarlos a quienes les quieran escuchar, Yo, por el contrario, creo que mis vicios son míos y sólo míos.
           
              Os diré que tengo uno que me cuesta verdaderamente confesar: el cielo. Es una palabra suave de pronunciar, transmite sensibilidad, ...¡cuántas cosas podría utilizar para definir mi vicio inconfesable!.

              Pero creo que en estos difíciles momentos en los que me encuentro quiero haceros partícipes de lo que a mí me produce una sensación de felicidad infinita, me aporta felicidad sentada en el suelo de la diminuta celda en la que me encuentro presa.

              Mi vicio es mirar al cielo, azul, gris, negro, estrellado,... Miro por entre las rejas y con la vista fija en el cielo sueño con tiempos mejores que me permitan ver el cielo en libertad.

12 comentarios:

  1. Hay que dejarse llevar suavemente por la corriente como la hoja que se desliza por la superficie, y disfrutar del regalo de la vida mientras estemos presentes en este mundo… Encantados de volver por aquí en este 2014. Un saludo.

    EL EQUIPO DE ACOMPAÑAME

    ResponderEliminar
  2. Cuando se está privado de libertad, creo que mirar al cielo no es un vicio Rhodea. Es una auténtica necesidad. En cualquier caso, privado de libertad o no, mirar al cielo, a todos los cielos, es algo vivificante.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Siempre es hermoso mirar el cielo, dejar volar nuestra imaginación hacia él y soñar.
    Un beso enorme y gracias por estar!!!

    ResponderEliminar
  4. Siento que el cielo, es una de "esas cosas" que más abarcan la idea de libertad. Es una inmensidad infinita a través de la cual imaginamos infinitos vuelos también... Una persona, que se halle recluida, sentirá, verá, imaginará, soñará, que en esa parcela de cielo que alcanza a ver desde su encierro, está todo eso que necesita y aspira...
    Un buen enfoque con el cual miraste al cielo.
    Besos!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  5. Con tus palabras me has hecho gozar de la libertad tanto dentro de la celda como fuera, gracias al cielo.

    ResponderEliminar
  6. Un vicio que no hace daño a nadie, inmensidad para escaparse cuando la vida nos pone fronteras.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Un vicio barato... bueno, el mío es el café. Hace uno?

    ResponderEliminar
  8. Un cielo hermoso y deseado sin duda que me llega a través del hermoso haiku que has publicado hoy. Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Somos muchos los que nos hemos unido a esta interesante aventura de palabras creada por Sindel, algo mágico, como lo puede ser el cielo.

    Me encantó descubrir tu blog gracias al de Mar por tu bello haiku, felicidades.

    Me gustó tu blog, con tu permiso, volveré.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Y quién no mira al cielo quizás esperando respuestas....o para quedarse extasiado ante su belleza...

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar