Translate

miércoles, 11 de junio de 2014

MI GRAN AMIGO

   
      Mi mejor amigo me ha acompañado cada día desde que lo descubrí. Fue hace tantos años que ya ni me acuerdo de la fecha. Todavía tenía alma de niña y corazón sin cicatrices. Era capaz de reír y disfrutar con una jovialidad hoy olvidada para mí; años de eslabones que superar me hicieron crear un caparazón de dureza protectora frente a las adversidades.

    Le encontré erguido en la habitación de mi abuelo, quien me lo presentó afectuosamente. Le acaricié con dulzura, tocó mis manos llenas de emoción. Mi abuelo era una persona de pocas palabras. Con su mirada decía mucho más que con su voz. Y al observarme supo que para mí el libro que me acababa de regalar sería un extraordinario tesoro.

    "La tía Tula", de Miguel de Unamuno, permanece hoy conmigo. Es un volumen que he leído multitud de veces. Nunca me canso de mirarlo, de rozar sus hojas con mis manos, siento la misma emoción que el día que mi abuelo me lo presentó. Me hace revivir mi infancia, mi adolescencia y mi madurez; nunca me ha fallado, siempre está conmigo; las palabras que componen su texto parece que me hablan a mí directamente;....

     Sabía bien mi abuelo que "La tía Tula", sería para mí un gran Amigo.


    Más amistades en el blog: http://alfredo-laplazadeldiamante.blogspot.com.es/

16 comentarios:

  1. Confieso que no lo he leído, así que pierdo una dimensión del relato. En cambio me quedo con la imagen que explicas, de tu abuelo, tal como le describes entregándote su libro. Imagino que eso ocurriría en una biblioteca bien nutrida, en una casa de piedra y ya tengo el deseo de conocer más el lugar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Un relato lleno de añoranzas de tu niñez y con el mejor amigo que podrías haber conservado. El mejor amigo del hombre y la mujer es el libro usaba decir mi abuelo. Me he encontrado con la sorpresa que también el tuyo lo pensaba. =)
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. No imagino la profundidad del vinculo que se puede establecer con un libro, pero por tus palabras, intuyo que debe ser tan válido como intransferible.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Leí hace tiempo ese libro y la verdad que me gusto mucho. Es buena esa alianza que tienes con él, supongo que el hecho de que fuese un regalo de alguien especial, aún lo fortificó más.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Has sabido encauzar el relato de hoy a la gran amistad que suponen los libros. un buen libro es un tesoro y el hecho de despertarte el afán por la lectura, no tiene precio.
    Tu abuelo sabía lo que hacía.

    ResponderEliminar
  6. Que buen yunta se forma con un libro. Cuando nos encariñamos con él... la amistad se vuelve indestructible.
    No he leído el libro, pero me gustará ubicarlo para poderlo hacer.

    un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  7. La amistad por un libro que ha marcado una vida, seguramente llevado por el recuerdo de la persona que lo hizo posible, tu abuelo.
    Precioso el cariño que demuestra esa emoción que describes.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Estoy seguro que el hecho de que fuera tu abuelo quien te hiciera ese regalo, influyó decisivamente en tu cariño hacia él. Yo tengo un sentimiento parecido con el libro Platero y yo, solo que en mi caso, fuí yo el que hizo el regalo.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Desde luego que un buen libro te puede enseñar más que un amigo, y éste seguro que lo es.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Ya lo creo que sí... ¡La Tía Tula con tu abuelo detrás! ¡y para siempre!

    ResponderEliminar
  11. Uno de los mejores regalos que se le puede dar a un niño, que siempre nos acompaña a través del tiempo y nuestras mutaciones al crecer.
    Hermoso relato, me emocionó!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Los Libros... otro amigo que no pide pan, que da sin reservas. Ilimitado a pesar de su limitación.
    Buen texto, claro, directo y muy entrañable.
    besos.

    ResponderEliminar
  13. Algunos libros son entrañables, duran para siempre
    Sentido relato, emociona!
    Abrazo

    ResponderEliminar
  14. Para mí los libros son parte del alma, de las vivencias y/o de la imaginación de su autor, un vehículo para mostrar sus ideas y sus emociones; y así hacernos pensar y emocionarnos. De buscar amistad a través de la literatura buscaría a los autores que me gustaran, o, en su defecto, a los lectores que hubieran marcado; nunca al vehículo.
    Pero esta es solo una opinión muy personal.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Cuando leía tu relato no imaginaba que tu mejor amigo fuera un libro, ahora que lo pienso yo también he tenido unos cuantos amigos de estos y además siempre me han sido fieles. Me encantó. Un beso

    ResponderEliminar
  16. Un gran amigo de entrañable recuerdo que emociona y acompaña.
    Un tesoro de enorme valor sentimental.
    Hombre sabio tu abuelo al regalar un libro.
    Un encanto, saludos.

    ResponderEliminar