Translate

lunes, 22 de octubre de 2018

"VIVA LA EDUCACION", por Rhodéa Blasón

   


       Cada día me percato más de la falta de educación que ostentamos los seres humanos. Tal vez creemos que no poniendo en práctica las más elementales normas de urbanidad para con los demás somos más "importantes", visto desde nuestra diminuta capacidad mental, por eso está tan de moda el "yoísmo" o el "egoísmo moral" que en vez de hacernos crecer como seres humanos nos convierte en minúsculos entes incapaces de relacionarnos unos con otros con la asertividad debida.

      Siempre digo que nos hemos convertido en seres asociales, que creemos que podemos vivir en soledad o integrarnos en grupos y salir de ellos a conveniencia. Pero esto no es posible. En una sociedad avanzada como en la que vivimos, a pesar de que existen muchos, no hay cabida para quienes quieren ser ellos solos y obrar en su propio interés, porque todos necesitamos de todos en algún momento de nuestra existencia.

       Yo todavía recuerdo la asignatura de urbanidad en la escuela, seguro que como muchos de vosotros, y las enseñanzas reiterativas de buenos modales, en el colegio y en el hogar. Ahora, generalizando, todo eso se perdió, prueba de ello son la falta de respeto hacia nuestros mayores, hacia las personas discapacitadas, hacia quien no entiende bien y necesita más explicaciones, hacia los marginados … y hacia cualquier persona que muestre síntomas de buena educación quien es ninguneada por falta de respuestas coherentes.

     Yo estoy contenta por ser una persona educada y doy gracias cada día a las personas que me enseñaron a comportarme y respetar a los demás. Y gríto que "viva la educación y las personas educadas" que hay muchas, pero a veces siento mucha pena por quienes menoscaban las normas de urbanidad o se crecen en el "yoísmo" que les hace creer que son lo que no son.